El primer baño del bebé

Si bien dicen que no es obligatorio bañarlo al otro día del parto, todas las mamas experimentamos ansiedad por este momento…lo importante es que realmente nos encontremos físicamente bien para que este momento sea un espacio de tranquilidad, relajación y diversión para nuestro bebé.

Yo tome la decisión de sumergir en agua tibia a Joaquín al segundo día, no me sentía preparada para aguantar todo un baño, pues el posparto no es fácil, pero fue algo relajante para el. Con ayuda de mi esposo y mi mamá llenamos la bañera de agua tibia, lo sumergimos sin dejar hundir su cabecita, una clave para que los bebes estén tranquilos es siempre tener la mano abierta entre la cabecita y el cuello de esta forma ellos están tranquilos y no toman agua. 
Este “baño” no debe durar más de cinco minutos pues los bebes la primera semana tienden a bajar de peso y el frió incrementa esto. Al cuarto día le dimos un baño completo con baño liquido, esto debe ser algo rápido, pero que el bebé disfrute, lo más importante es secarlo rápido y vestirlo de tal forma que no le de frío ni viento.
Es importante que antes de empezar el baño del bebé tengas todo lo que necesitas listo el jabón, la toalla, el pañal, la crema y la ropita.
Tu como mamá decides cuando estas preparada para bañarlo hay mamas que lo bañan a los 15 día o incluso al mes, claro le hacen paños diarios para limpiarlos con una toallita húmeda.