La elección de pediatra

Cuando esta pronto a nacer nuestro hijo, empieza una gran preocupación por elegir quien va a guiar sus pasos en el ámbito de la medicina. Y no es para menos, si sus cuidados y salud esta puesta en manos de una persona.


Antes de elegir un pediatra debes pensar que quieres…pues existen pediatras para todos los gustos…..intensos, relajados, intermedios….debes pensar como eres tu y que es lo que te da tranquilidad. Es importante que decidas bien y no cometas el error de cambiarle mucho de pediatra pues es un proceso que requiere un seguimiento. En mi caso cometí el error de ponerme a probar pediatras, porque el conocido no me quedaba tan cerca…Realmente fue una decepción, porque las primeras semanas que son tan importantes para el bebé estuve probando con personas no muy idóneas…para terminar donde había empezado.

Lo que se debe tener en cuenta para elegir un pediatra es:

Primero que te de la confianza suficiente para ir en contra de los mitos de casi todo el mundo y hacerle caso a el, la mayoría de cosas las dicen por algo, con sustentación MEDICA…Muchos pediatras tienen tiempos para cada cosa. Como las visitas, las salidas ala calle, la alimentación, entre otros. Las personas no siempre son conscientes de esto,  así que por más desagradable que sea, tu vas a un pediatra para creerle y confiar en el. Así en muchos casos te toque tener disgustos con las personas, (esto se presenta más que todo con las abuelas que tienen mil y un trucos para los bebés).

Lo segundo que debes verificar es que el pediatra sea cuidadoso con tu bebe, sin dejar de revisarlo bien. Es fundamental, que en todos los controles lo pesen, lo midan, le midan la cabecita. Le revisen la boquita, la nariz, los ojos y las orejitas.

Además los pediatras suelen hacer preguntas del comportamiento del bebé para identificar como va el desarrollo de esté. Si esta lo suficientemente despierto para la edad y si hace las cosas que debe hacer para cada tiempo por ejemplo si se da la vuelta, si se sienta, si se ríe, etc.

Y por ultimo pero no menos importante, el pediatra debe ser abierto a que tu como mamá le lleves una lista de preguntas y responderla claramente….A uno como madre y más primeriza le surgen preguntas casi que a diario….

Recuerda tu hijo debe estar tranquilo y a gusto con el pediatra, lo debe ver como un amigo y debe dejarse revisar sin poner resistencia.