Bajo el Agua a los seis meses ¡No estamos locos!

Joaquín con seis meses en matronatación
Joaquín en piscina

  Los bebes se rodean con agua desde que están en el útero de la madre y tienen un instinto de supervivencia. Por eso a todas esas #PequeñasMamás les recomiendo que lo antes posible empiecen sus clases de matronatación las cuales los estimulan, los relajan y les encantan!! 

Mis dos hijos han entrado a natación desde sus seis meses. Han aprendido a enfrentar el agua con cariño y respeto, pero no con miedo como le pasa a muchos niños. Los niños que toman clases de matronatación desarrollan más seguridad, se relajan y empiezan a tener un vínculo con la vida deportiva. Aparte reciben una estimulación apta para su crecimiento y sus sentidos.

Asimismo no estamos exentos de un accidente en el agua. Los niños pueden caer accidentalmente y el estar familiarizados hace que puedan ayudarse a salir o por lo menos mantengan la calma y no se ahoguen del susto. La natación es deporte, es diversión y sobre todo seguridad.

Bajo el Agua

Lo que aprenden de bebes no se olvida, retiramos a mis hijos de natación hace mas o menos un año. Joaquín quien ya tenia bastante tiempo de clases,  cuando volvió parecía que no hubiera faltado a natación; excepto porque no sabe los diferentes estilos aun. Sin embargo, se goza sus clases y le encanta nadar por debajo del agua, parece un pez :).

Benjamín, quien solo alcanzo a estar un poco más de 6 meses en natación, estaba un poco alterado la primera clase pero ya para la segunda recobro todo lo que sabia y empezó a sumergirse de manera extraordinaria.

Mis hijos brincan de emoción cada que digo vamos a la piscina. Yo puedo estar tranquila que en una piscina ellos tendrán las herramientas ante cualquier eventualidad. Ojo, no por eso los dejo solos.

Siempre estoy pendiente pero me genera un poco más de confianza. No se ellos que quieran ser de sus vidas cuando grandes, por lo pronto yo en cada clase sueño con que alguno se dedicara a nadar siempre….Aunque esto es su elección.

El acercar a los niños desde pequeños a los diferentes deportes, ayuda que a medida que van creciendo estén familiarizados con estos y sean niños activos, saludables y sobretodo felices. Diferentes estudios en Estados Unidos han mostrado un incremento en las tasas de obesidad infantil, esto no solo se debe a la mala alimentación que llevan los niños en sus hogares.

Sino también a que los nuevos juegos interactivos y las pantallas han hecho que los niños no sepan que es un parque y no practiquen ningún deporte. Como padres debemos generar estos espacios saludables para ellos, pues somos los responsables y el mercado audiovisual no vende este tipo de actividades.

¡Por niños más felices y saludables!