mayo 8, 2020

FINANZAS PARA NIÑOS: Difícil pero no imposible

Finanzas Para Niños
A, B, C para niños

A muchos nuestros padres no nos enseñaron a manejar el dinero, en el colegio no teníamos una clase de finanzas, crecimos aprendiendo de lo que veíamos nuestros padres. Muchos tal vez tomamos cursos que nos ayudaron, otros tenían un gran ejemplo pero siendo sinceros el mejor regalo que le podemos dejar a un hijo, es una educación financiera. Para esto es importante que desde muy niños aprendan a desarrollar hábitos financieros saludables.

¿Y por donde empezar?

Los niños desde muy muy pequeños están en contacto con hábitos financieros, viendo a los padres, con el ratón Pérez, con los regalos en dinero o bonos en los cumpleaños e incluso con las monedas que se encuentran. Si quieres dar buen ejemplo a tu hijo empieza por arreglar mejorar tus hábitos financieros. Te recomiendo leer ¿Por qué hay que organizarse financieramente?

La clave está en volver o transformar estos momentos en hábitos saludables.

Desde muy pequeños hazlo consciente de que tu trabajo, es la fuente de dinero. El dinero no viene por obra y gracia. Enséñale a valorar el dinero, a trabajar por el y a entender que este es un medio para conseguir las cosas.

Ten hábitos financieros saludables, trabaja día a día para mejorarlos, acuérdate que la principal fuente de conocimiento de un niño es el ejemplo. Puede que no te escuchen, pero siempre te estan viendo.

Los primeros hábitos que un niño debe tener

1. Ahorrar: enseña a tu hijo a ahorrar para conseguir lo que quiere. Comprale una alcancía y que poco a poco vaya llenándola por sus objetivos.

2. Trabajar: Enséñale a trabajar por lo que quiere, puedes poner un precio a algunas labores del hogar, puedes ofrecer incentivos por notas extraordinarias. Se muy coherente no vayas a sobrepasar que termines ahorcado en deudas con tus hijos jaja

3. Ser consciente de sus gastos: Enseñarlos a moderar sus gastos. A preguntarse si de verdad lo necesitan. Por qué razón quieren comprar algo, a comprar en la medida de sus posibilidades y con su dinero disponible. 

4. Generar Ingresos: A conseguir dineros de otras fuentes. Puedes por ejemplo enseñarles a hacer ventas de garaje de los juguetes que ya no usan, o tal vez hacer artesanías para vender. O a invertir en dulces o ponquesitos para vender.

5. Pensar en su futuro: Hazle una cuenta y que sea consciente que tu le estás haciendo un ahorro para el futuro con muchas expectativas, puede ser un gran viaje, un curso que quiera, una consola o lo que tu quieras.

Nota: hazlo partícipe de tu presupuesto y de las metas familiares para que todos trabajen en pro de ellas.

Un niño que tiene hábitos financieros saludables, es un adulto con mayor probabilidad de éxito a futuro.